La gratitud a Dios

Pr. Ismael Bencomo, domingo 04/Diciembre/2016


Como Solucionar problemas
Lucas 17:11-19
!!Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!

Formas de solucionarlos.
Cristo la mejor forma de solucionarlos

Aunque los problemas sean grandes. Debes saber que no estas solo.
El se mete en tus situaciones.
... en medio de nuestras tribulaciones.
Debes de darte cuenta que ahí esta Dios. Consciente de su presencia.

En una relación con Dios.
Caminando contigo.

Como lo solucionamos:
Culpando a otros. Dios no intervino!!!
Siempre en lo externo. Pero no vemos lo interno. Solucionándolos de fondo.

Cuando Cristo pasan por tu casa... tu vida, algo bueno deja en tu vida...
Hemos ignorado cuando el se ha involucrado.

10 leprosos, con problemas. Bajo un mismo problema. Unidos en un mismo problema.

Al pasar Cristo le rogaron. !!Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!

Muchos no nos acercamos a Dios... nos sentimos leprosos. El ya esta cerca... debemos de acercarnos nosotros...

Donde estuvieras hoy día... por Cristo. Tu vida cambio... consultarlo, pedirle... y darle...

No es lo que oyes... sabes... es lo que haces...
Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz,
...y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano.

Lo debes mostrar. Sus milagros los hace públicos.

No agradamos a Dios.
Solo el samaritano regreso a dar gracias.
Ingratitud, lo que más a Dios le duele.
Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?
¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?

Lo mas terrible es no agradecer los favores recibidos.

Dios entregó a su hijo para salvarnos.
Hasta despreciamos lo que nos ha dado.
El agradecimiento es el antídoto a la ingratitud. La solución.

Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.
Lo curo y además le dio salvación. En lo externo y lo interno. Le dio paz, seguridad.

Dios nos ha dado paz... salvación.

La ingratitud ante tantos años de servicio.
Dios me lo dio y a Dios agradeceré.
Dios nos dará más de lo que nos pide.
...no te olvides de todos sus beneficios.

No se te olvide de donde te he rescatado.

La ingratitud es la madre de la soberbia.
La soberbia, la envidia y la ingratitud.

No baje su nivel, su estándar. Mantenga su nivel de servicio... de agradecimiento.

David: lo que tengo es tuyo. Como no tengo más, de lo que me has dado te doy.

Cómo estás?
En paz. Piensa en el que regresó a agradecer... siempre sacará el doble.

La bendición de Jehová es la que no añade ni tristeza ni dolor.

Cómo anda? A donde lo han llevado sus pasos?

Pelearemos contra la ingratitud.
Dios calmará tu alma. Lo exterior e interior.

No solo con El... sino en El. Regresemos una vez más... a la fuente de todo bien y gracia.

En cuerpo y alma. Ante el sacerdote. Limpieza, prosperidad y paz en su camino.

No hay comentarios: