La crisis de los padres

Pr. Ismael Bencomo, domingo 21/Agosto/2016

Lucas 15:21-32

Reniegas del padre, buscas lo suyo.
No has disfrutado lo que tienes,... bienes, dones,... y circunstancias.

Dios nos suple. No hemos valorado lo que nos da.
Le damos mas valor a cosas no trascendentes. Nos las da pero sabe que no son trascendentes. Hay otras más importantes.

Hay muchas crisis, pero la más importante es la familiar, específicamente la de los padres familiares.

Como puedes vivir bajo estas situaciones. Pero Dios los ampara en el lugar que los pone.

Los Judíos viven en el peor lugar pero Dios los bendice ahí.

Su secreto es la familia. La unión familiar, su pueblo en conjunto se consideran familia, su fe impregna cada área de su vida. Impregnados de la palabra.
Familia, iglesia y Nación.

El secreto es cuidar la familia, considerando a los niños el tesoro más grande.

En la familia es donde debe encontrar el amor y la paz. Descanso.

Debemos llamarlo padre.

En la familia debe haber:

- Aceptación.
Como seas te acepto. Te recíbeme.

El pasado no te deja disfrutar ni avanzar.

Si no tienes y/o te falta es porque no has regresado a casa, te has ido,... cuando regreses disfrutarás de tu padre,... que tan seguro estamos en las manos de Dios.

Debes de estar como hijo, en calidad de hijo en la casa de tu padre.
Cuándo se acabó la relación con su padre?

El padre nunca perdió su relación con su hijo, el fue quién pensó separarse.

Cuando regresas, es con una identidad confundida, con un estado mental equivocado... es hijo, la niña de sus ojos...

Su mejor herencia, la más grande es su relación con el padre... no el dinero...

Aunque lo niegues, el sigue siendo tu padre.

Ud. puede comer en la mesa de su padre. Disfrute de vivir en la casa de su padre.
Disfrutando el afecto y amor del padre.

Salió de todo... pero no pudo salir del corazón del padre.

Ud. Es de la familia de Dios.
Nos conviene estar en la casa de nuestro padre. Habrá amor, aceptación, tendremos sabiduría para dirigir nuestra casa.

Declaramos ser Sionista, de la casa de Dios; de Monte Sion.
Es parte de la casa de su padre, con una nacionalidad espiritual, parte de la familia del Señor. No te juzgará,... te estará esperando. Búsquelo, acérquese a su casa, busque su rostro, busque a su padre...

Dios seguirá siendo padre. El sabe que es lo que hace, que es lo mejor para tu vida. Tiene el control.

No hay comentarios: