Servicio especial de apreciación pastoral

Pastor Ismael Bencomo, domingo 26/Octubre/2014


Santiago 4:7

Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
Los que nos sucede es preparación para lo que viene.
Las  visiones cuestan. No importa el pecio, un sueno grande y para Dios.
Debes estar contribuyendo para que otros alcancen lo que tu has alcanzado.
Se tiene que someter, para poder ser usado.
Cunado el te pide tu tiempo no te lo quiere quitar es para darte la eternidad.
Te pide tu corazón... duro y te lo regresa sano, de carne.
La parábola del hijo prodigo... mejor dicho... de la familia prodiga!
Todos tenían problemas, en la familia.
Uno con su heredad pedida, que no fue productivo, solo un consumidor de su heredad. De los bienes.
El hermano solo trabajaba y se olvido de fiestas.
Al regresar el despilfarrador hasta Fiesta se le organizó... era necesario. Perdido estaba y arrepentido regresaba. Pero el hermano se enojo... justamente, ante un egoísta que despilfarró...
Resentido el padre le explica, lo que tengo es tuyo. Si no lo has disfrutado es por que no has querido...
No es el que se va o el que se queda, los perdidos son los que no están dispuestos a cambiar. Sea de los que tengan un corazón para cambiar,... servir mas preparados.
Dios tiene para cada quien lo que es de cada quien.
No reclamemos hoy lo que nos tiene preparados para mas adelante. Ni rechaces lo que tienes hoy.
Lo que Dios te da o dará es y será lo correcto en el momento correcto.

No hay comentarios: