Oportunidades, como activar las oportunidades que Dios nos ofrece

Pastor Ismael Bencomo, domingo 16/feb/2014
2 reyes 5:1-27
5:1 Naamán, general del ejército del rey de Siria, era varón grande delante de su señor, y lo tenía en alta estima, porque por medio de él había dado Jehová salvación a Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso. 5:2 Y de Siria habían salido bandas armadas, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel a una muchacha, la cual servía a la mujer de Naamán. 5:3 Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra. 5:4 Entrando Naamán a su señor, le relató diciendo: Así y así ha dicho una muchacha que es de la tierra de Israel. 5:5 Y le dijo el rey de Siria: Anda, ve, y yo enviaré cartas al rey de Israel. Salió, pues, él, llevando consigo diez talentos de plata, y seis mil piezas de oro, y diez mudas de vestidos. 5:6 Tomó también cartas para el rey de Israel, que decían así: Cuando lleguen a ti estas cartas, sabe por ellas que yo envío a ti mi siervo Naamán, para que lo sanes de su lepra. 5:7 Luego que el rey de Israel leyó las cartas, rasgó sus vestidos, y dijo: ¿Soy yo Dios, que mate y dé vida, para que éste envíe a mí a que sane un hombre de su lepra? Considerad ahora, y ved cómo busca ocasión contra mí. 5:8 Cuando Eliseo el varón de Dios oyó que el rey de Israel había rasgado sus vestidos, envió a decir al rey: ¿Por qué has rasgado tus vestidos? Venga ahora a mí, y sabrá que hay profeta en Israel. 5:9 Y vino Naamán con sus caballos y con su carro, y se paró a las puertas de la casa de Eliseo. 5:10 Entonces Eliseo le envió un mensajero, diciendo: Vé y lávate siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio. 5:11 Y Naamán se fue enojado, diciendo: He aquí yo decía para mí: Saldrá él luego, y estando en pie invocará el nombre de Jehová su Dios, y alzará su mano y tocará el lugar, y sanará la lepra. 5:12 Abana y Farfar, ríos de Damasco, ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? Si me lavare en ellos, ¿no seré también limpio? Y se volvió, y se fue enojado. 5:13 Mas sus criados se le acercaron y le hablaron diciendo: Padre mío, si el profeta te mandara alguna gran cosa, ¿no la harías? ¿Cuánto más, diciéndote: Lávate, y serás limpio? 5:14 El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio. 5:15 Y volvió al varón de Dios, él y toda su compañía, y se puso delante de él, y dijo: He aquí ahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sino en Israel. Te ruego que recibas algún presente de tu siervo. 5:16 Mas él dijo: Vive Jehová, en cuya presencia estoy, que no lo aceptaré. Y le instaba que aceptara alguna cosa, pero él no quiso. 5:17 Entonces Naamán dijo: Te ruego, pues, ¿de esta tierra no se dará a tu siervo la carga de un par de mulas? Porque de aquí en adelante tu siervo no sacrificará holocausto ni ofrecerá sacrificio a otros dioses, sino a Jehová. 5:18 En esto perdone Jehová a tu siervo: que cuando mi señor el rey entrare en el templo de Rimón para adorar en él, y se apoyare sobre mi brazo, si yo también me inclinare en el templo de Rimón; cuando haga tal, Jehová perdone en esto a tu siervo. 5:19 Y él le dijo: Ve en paz. Se fue, pues, y caminó como media legua de tierra. 5:20 Entonces Giezi, criado de Eliseo el varón de Dios, dijo entre sí: He aquí mi señor estorbó a este sirio Naamán, no tomando de su mano las cosas que había traído. Vive Jehová, que correré yo tras él y tomaré de él alguna cosa. 5:21 Y siguió Giezi a Naamán; y cuando vio Naamán que venía corriendo tras él, se bajó del carro para recibirle, y dijo: ¿Va todo bien? 5:22 Y él dijo: Bien. Mi señor me envía a decirte: He aquí vinieron a mí en esta hora del monte de Efraín dos jóvenes de los hijos de los profetas; te ruego que les des un talento de plata, y dos vestidos nuevos. 5:23 Dijo Naamán: Te ruego que tomes dos talentos. Y le insistió, y ató dos talentos de plata en dos bolsas, y dos vestidos nuevos, y lo puso todo a cuestas a dos de sus criados para que lo llevasen delante de él. 5:24 Y así que llegó a un lugar secreto, él lo tomó de mano de ellos, y lo guardó en la casa; luego mandó a los hombres que se fuesen. 5:25 Y él entró, y se puso delante de su señor. Y Eliseo le dijo: ¿De dónde vienes, Giezi? Y él dijo: Tu siervo no ha ido a ninguna parte. 5:26 El entonces le dijo: ¿No estaba también allí mi corazón, cuando el hombre volvió de su carro a recibirte? ¿Es tiempo de tomar plata, y de tomar vestidos, olivares, viñas, ovejas, bueyes, siervos y siervas? 5:27 Por tanto, la lepra de Naamán se te pegará a ti y a tu descendencia para siempre. Y salió de delante de él leproso, blanco como la nieve.

Las oportunidades, como activar las oportunidades que Dios nos ofrece.
La bendición es la que uno quiere.
Las necesidades fisiológicas, seguridad, sociales, salud, vestido, de relaciones, laborales, la de autoestima.
Está también la especial, que Dios este con nosotros.
Autorealización, sentirnos útiles, que nos ocupen, que alguien te ocupe, te de trabajo.
En la iglesia casi en automático se deben de suplir estas áreas.
No se da por que no sabemos activarla. La tiene para nosotros.
Dios nos dice, tu tienes una oportunidad, siempre las has tenido, pero no las has sabido activar, lo podemos ver en Naaman el leproso.
Algunos áreas, ya las tenia resueltas.
General, rico, con poder.
En los momentos mas críticos de su vida, confiar plenamente, saber que tienes un Dios, y que es lo que puede hacer por ti.
Es un asunto personal, no sabes cuales son las oportunidades de Dios:
1. Reconocer que la oportunidad existe, no pensar que nunca te han dado una, lo que pasa es que no vez la oportunidad, reconocer que ahí esta, y ver para que te la ha dado.
La da por lo que somos, para que seamos grandes y que son para servir, que lo que tengas sea para que sirvas.
No es llenarte de cosas solo por que si. Es para que sirvas.
Era general porque Dios lo necesitaba ahí. Para que salvara a Siria.
Para que sirvas a los demás y a tu congregación.
De gran estima  para el rey,
Pero, tenía lepra.

El Rey le dio retribución, después de lo que había hecho.
Paso de ser algo personal a asunto de estado, una cartas selladas, para el rey de Israel.
Elíseo, serviría a su rey, como un asunto religioso. Dando salvación y sanidad.
El profeta, apoya a su rey, en un problema de estado.
La criada movió todo esto. Una idea con un espíritu de servicio.
El profeta no lo vio personalmente, le mando un criado.
Oportunidad de servir a alguien para algo,
No sólo aproveches, agradece, da gracias, le lleva regalos a Elíseo.
Con acción de gracias, alegría, regocijo.
Darle la gloria, ofrendarle nuestra vida, comunión con El y su pueblo.
3. Obedecer:
Queremos obedecer a Dios, pero no al profeta.
Obedezca!!!!
Dios habla a través del que se ponga en sus manos.
A Dios antes que a los hombres. Pero también a través de sus profetas.
Donde Dios lo ha puesto.
Ored, que algo te falta, algo necesitas,
2 Crónicas 20:20
Creed en Dios, y estaréis seguros; creed en sus profetas, y seréis prosperados.

La revelación es al profeta, al que ha oído, le ha ido muy bien.
Enseñarle a un sabio y te lo agradecerá.
Lo que les quería enseñar es obediencia.
No es lo que tu creas, es lo que Dios diga.
Hasta con lodo Dios da vista.
Cuesta obedecer, someterse cuesta mucho.
En todo nos debemos someter a Dios.
Es revelación, con la intención de levantarlo, y caminar juntos.
Le molestó que lo mandara a bañarse, y que no recibiera sus regalos.
La oportunidad la tenia desde el principio, pero debía seguir los 3 pasos.
Por qué no quería los regalos?
Pero el criado los pidió, mintió, lo escondió, .
La revelación es de parte de Dios, la desobediencia trae la maldición, como la bendición... la obediencia. Los diezmos.
No es tiempo de recibir regalos. Actuando fuera de tiempo.
La maldición estará sobre ti.
Atienda a tiempo lo que Dios quiere tratar con ud., sea sabio, y sometase a Dios.
Sirviendo con alegría, Dios ama y bendice al dador alegre.

Al que mucho se le perdona mucho ama.
Conclusión
Reconozca lo que le ha dado, lo que tiene, obedezca.
Quien le ha dado, soportado, ayudado, guiado, aguantado.

No hay comentarios: