Prédica: La ruta crítica (la vida).

Pastor Ismael Bencomo, domingo 01/sep/2013

Lucas 15:11-32  
15:11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos; 15:12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. 15:13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. 15:14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. 15:15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.15:16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. 15:17 Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 15:18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 15:19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. 15:20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. 15:21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. 15:22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. 15:23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 15:24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse. 15:25 Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas; 15:26 y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. 15:27 El le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano. 15:28 Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase. 15:29 Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.15:30 Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo. 15:31 El entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas. 15:32 Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.


…la parábola del hijo pródigo… y el hermano… el trabajador… el responsable…

Todos pasamos por la ruta de la vida.
Y pasamos por momentos críticos.
Por tener o por no tener.
Las crisis a lo largo de la vida. Las estaciones, de crisis en crisis y entre crisis.
Diseñar una vida es más importante que una carrera.
Dise arla vida de los hijos. Con una carrera y con una vida frustrada.
La vida es más que todo lo demás.
Se vive sólo una vez, pero si se vive bien, una vez es suficiente.
El asunto es que hiciste tu como persona.
Nos han convencido, de que necesitamos más cosas para disfrutar de la vida.
Necesitamos mejor vida para disfrutar todas las cosas.
Si lo empezamos mal, lo enseñamos mal.
Nacer del agua y del espíritu. Y podrás contra las crisis de la vida.
Disfrutar de lo que sí tenemos.
Criamos hijos consentidos o resentidos.
Centrados en lo que no les quieren dar. Una herida que llevamos.
Lo que nos ha pasado.
En la primera estación de la vida.
Yo no pedí nacer, dice el hijo resentido. A mí nunca me…
Ante un consentido, que Dios te ayude.
Ante un resentido, que te dé el doble, de ayuda.
¿Qué hacer?
El hijo rebelde es vergüenza para su madre.
Nada puede ser cambiado hasta que lo afrontas.
La fiesta debió ser para el que trabajó.
La cura para el apapachado, consentido, es que aprenda a ganarse el dinero. Trabajando.
Sea equilibrado. Porque si somos resentidos, criaremos consentidos.
Debe de ser a un nivel: Personal, posible y benéfico.
El que debe de cambiar es el hijo. Plan para ser mejor persona.
Lo que esta en juego es una vida: Qué ve?, qué come?, qué rumbo lleva?, gustos,…
Cuida su interior, que comida espiritual come.
Que tanto has crecido en la ruta que llevas.
Con todo y dolores síguele.
Enfermedad = por no alimentar su espíritu su alma.
Debe haber un cambio beneficioso (personal y posible). Si no hay beneficio de que te sirve cambiar.
Piensa:
1-      No importa lo lejos que te has ido, regresa.
2-      Síguelos queriendo, aunque no te correspondan.
3-      Si no logro controlar mi actitud, ella me controlará, las circunstancias me controlarán.

4-      No puedes forzar que te amen, el que te amen depende de los demás.

No hay comentarios: