Prédica: Cómo resolver grandes problemas

Pastor Ismael Bencomo, domingo 09/jun/2013

2 Reyes 6:14-23
6:14 Entonces envió el rey allá gente de a caballo, y carros, y un gran ejército, los cuales vinieron de noche, y sitiaron la ciudad. 6:15 Y se levantó de mañana y salió el que servía al varón de Dios, y he aquí el ejército que tenía sitiada la ciudad, con gente de a caballo y carros. Entonces su criado le dijo: ¡Ah, señor mío! ¿qué haremos? 6:16 El le dijo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. 6:17 Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo. 6:18 Y luego que los sirios descendieron a él, oró Eliseo a Jehová, y dijo: Te ruego que hieras con ceguera a esta gente. Y los hirió con ceguera, conforme a la petición de Eliseo. 6:19 Después les dijo Eliseo: No es este el camino, ni es esta la ciudad; seguidme, y yo os guiaré al hombre que buscáis. Y los guió a Samaria. 6:20 Y cuando llegaron a Samaria, dijo Eliseo: Jehová, abre los ojos de éstos, para que vean. Y Jehová abrió sus ojos, y miraron, y se hallaban en medio de Samaria. 6:21 Cuando el rey de Israel los hubo visto, dijo a Eliseo: ¿Los mataré, padre mío? 6:22 El le respondió: No los mates. ¿Matarías tú a los que tomaste cautivos con tu espada y con tu arco? Pon delante de ellos pan y agua, para que coman y beban, y vuelvan a sus señores. 6:23 Entonces se les preparó una gran comida; y cuando habían comido y bebido, los envió, y ellos se volvieron a su seÑor. Y nunca más vinieron bandas armadas de Siria a la tierra de Israel.

Qué hacer cuando nos encontramos en una encrucijada
Eliseo: que haremos señor mío?
Los problemas nos cambian para bien o para mal. Sacan de nosotros lo que realmente somos.
Todos tenemos problemas, pero todos tenemos la solución.
Y… o los solucionamos o los hacemos más grandes.
No podemos tener un problema toda la vida.
4 maneras de cómo se manifiestan o efectan los problemas:
1.-  Hay quienes los hacen tan personales que no atacan el problema se atacan ellos mismos.
2.- Agreden a los demás, otros o todos tienen la culpa.
3.- Resuelven los problemas evadiéndolos. Las adicciones es una manera de evadirlos, los que se deprimen.
4.- Mentalidad alternativa cada problema trae una solución. Dios trae una puerta de emergencia para la solución.



Dependiendo de quién te acompañe quién y a quién consultes. Haciendo exactamente lo que te dicen.
Dios es todopoderoso pero no va a hacer todo, hay una parte que te corresponde.
Te dará herramientas, insumos, pero usted debe de hacer lo que le corresponde.
Por lo menos tiene que recoger el maná.
La necesidad es la madre de todas las invenciones.
Según Eliseo: quitarlo de en medio.
Si rectificas, Dios te arregla el camino.
…pero se te ha predispuesto para la autosuficiencia.
Lo que haces te afecta a ti, a tu familia, etc…
* Eliseo: estamos rodeados, ¿qué hacemos?:
1.- No tengas miedo (versículo 16), no pánico. Vencelo.
2.- No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos.
Tenemos un Dios que está por encima de los problemas.
Dios no resta, Él multiplica.
Pero por naturaleza se piensa: no necesito a Dios, ya no lo necesito.
Los logros no se multiplican si no está Dios.
Pero nos hacemos los que sabemos todo, no le damos a Dios su lugar, …y te pierdes.
Sólo si vuelves a Dios es probable que te diga:
Es más lo que te queda que lo que perdiste.
Si tú no ocupas a Dios habrá una bendición perdiéndose.
* Pero, ¿dónde están?,  no los veo.
Una persona sin Dios no es nada. Si tú con Dios, son una multitud.
No te fíes en lo que vez, hay más cosas de las que vemos.
¿Has visto tu cerebro, tu corazón? Y por no haberlo visto, ¿no está ahí?
Si no lo veo no es real.
Los pensamientos son intangibles pero ahí están.
El mundo fue hecho de lo que no se veía.
La fe es ver lo que no es como si fuera.
* A ver cuéntalos!!! Sólo que el ejército que está con nosotros tiene carros de fuego.
Aún pensamos que el dinero es la solución de los problemas.
Ya lo tuviste y no fue la solución.
Dios está a tu favor.
Es más lo que Dios te ha dado que lo que has perdido.
Da gracias y camina a donde Dios quiere que vayas.
El fuego de Dios no se apaga.
La ambición de Dios es la correcta.
Ya viste lo que hay y lo que no hay, las cantidades
O los límites los ponemos nosotros o los pone Dios. Los nuestros son muy cortos.
Mi límite no es el tuyo, pero las promesas de Dios te darán más…
Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú, y tu casa.
Para Dios nada hay imposible.
Deja que Dios ponga tus límites. Lo que Dios te dé no lo recortes tú.
Es cuestión de mentalidad.
…sólo me quedo con los peces chicos… porque tengo un sartén chico…
"Tanto si crees que puedes como si no, tienes razón". - Henry Ford
No te limites Dios te dará más.
Tú puedes tener lo que los demás tienen o ellos lo tuyo, pero no se igualará si Dios ha puesto su mano en lo tuyo.
Dios mejora lo que tienes o te lo multiplica.
Pero si… estas ciego, no tienes discernimiento, y a los enemigos los tienes de amigos.
¿Los mato? no, los traje para que supieran que no se deben de meter con nosotros. (vers. 21 y 22).
Hazles una fiesta y despídelos (ver. 23).
Cada problema tiene una solución y cada solución tiene una fuente, Dios.
El que tiene a Dios siempre tendrá una salida.
Incluyamos a Dios, de una forma, inteligente, sabia y comprometidamente.
No entregues a tus hijos a lo que se va a acabar.
Si los conectamos a Dios siempre tendrán alternativa.
El que tiene ojos puede ver, puede guiar. Por ello debes de abrir los ojos a los ciegos.


No hay comentarios: