Prédica del domingo 02/Junio/2013

Pastor Ismael Bencomo, domingo 02/Junio/2013

Hechos 9:4-6, 21, 22
9:4 y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? 9:5 El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. 9:6 El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.  9:21 Y todos los que le oían estaban atónitos, y decían: ¿No es éste el que asolaba en Jerusalén a los que invocaban este nombre, y a eso vino acá, para llevarlos presos ante los principales sacerdotes? 9:22 Pero Saulo mucho más se esforzaba, y confundía a los judíos que moraban en Damasco, demostrando que Jesús era el Cristo.

Hechos 9:6 … ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate …

Cambió completamente su futuro, detuvo todo lo que él venía haciendo, todos sus planes.
Ante una decisión, lo que se decide, puede ser lo incorrecto.
Huyes porque estás cansado, enfadado o sólo porque el hecho de que, a fin de cuentas, algo tienes que decidir.
Debemos decidir lo correcto. ¿Qué voy hacer con mi vida? de ahí te vendrá tu futuro.
Si no obedeces te privarás de ser instrumento del señor, de su bendición.
Tus problemas te llevarán a lo alto o a lo más bajo, dependiendo de lo que hagas ante tales problemas.
Consultamos a Diós, a nosotros mismos y los demás.
El 85% de lo que piensas durante el día es negativo.
Lo normal, lo que ha guiado tu vida ha sido tu orgullo o tus miedos.
Por corazonadas.
No seas sabio en tu propia opinión.
Filipenses 4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
¿Qué es lo que traes en tus pensamientos?
¿Qué dicen los demás? La opinión pública.
¿Cómo debe ser?
“La religión es el opio del pueblo” - Karl Marx.
Debe de analizar cuál es la fuente de los problemas: tú lo provocas, fue el diablo, o son de Dios.
Muchos no siguen a Cristo por temor a los hombres al qué dirán.
Aparece Dios para enderezar el camino.
Dios es poderoso para guiarnos aún en los momentos más difíciles.
Gálatas 1:16 (y 11)
1:11 Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre;
1:16 revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre,
No lo recibió ni aprendió de hombre alguno.
En otros tiempos…  más celoso.
Pero cuando le agrado a Dios que me aparto desde el vientre...
Estás aquí porque hay un plan para tu vida.
... y me llamó a su gracia… reveló su hijo para que le predicara...
... no consulte ni con carne ni sangre...
Tres años después viaja a Jerusalén.
Catorce años después volvió a Jerusalén.
Es una lucha interna con tu orgullo con tu carne.
Feliz porque estoy haciendo la voluntad de Dios.
Y cada día como la historia dice, domando dos halcones (dos ojos, que se enfocan en lo malo), dos águilas (mis manos, que como garfios atacan), una serpiente (mi lengua, más filosa que una espada), dos conejos (dos pies, prestos a huir), un león (un corazón, egoísta y codicioso) y un asno (un cuerpo, perezoso).

No hay comentarios: