Prédica: Mentalidad de conquistador.


Pastor Ismael Bencomo, domingo 28/Abril/2013

San Juan 5:1-14
5:1 Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén. 5:2 Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos. 5:3 En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. 5:4 Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese. 5:5 Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. 5:6 Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? 5:7 Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo. 5:8 Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. 5:9 Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día. 5:10 Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es día de reposo; no te es lícito llevar tu lecho. 5:11 Él les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda. 5:12 Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda? 5:13 Y el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque Jesús se había apartado de la gente que estaba en aquel lugar. 5:14 Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor.

En Betesda, esperaban por sanidad.
Dios su padre, haciéndose igual a Dios
Con Mente de conquistador
Conquistar algo en la vida.
Carrera, negocios, sueldo, familia, matrimonio, en superación.
Nos Frustramos cuando no se logró la conquista.
Si tú no lo conquistas, eso te ha conquistado.
Rompamos cadenas, paradigmas, salir de la condición en la que estamos.
Logró: alcanzar lo que parecía imposible, no se quedó postrado y avanzaron.
Ayudar en avanzar, en lograr salir.
Todas las mañanas nos enfrentamos a grandes retos.
Levantarse, ya es un reto, y ponerse en acción.
Vencer los retos de cada día.
Pensamientos: Empezar la semana es un reto, vivir es un reto, la ley del más fuerte, indiferencia.
Envidia: porque te ven con malos ojos por cualquier cosa.
La competitividad: yo quiero tu lugar empujando, permanecer donde debes permanecer.
El reto de la vida real de todos, así vivimos.
Quién vive de reto en reto. Con la gracia de Dios, ya estuve allí. Se lo que es eso.
Su cuerpo no le respondía, sin amigos, pero su mente era de conquistador.
¡Ser sano!!!, pero claro, 30 años y razones por las cuales no podía.
El sabio se juzga a sí mismo, más el necio a juzga a los demás.
De lo que carece, nadie lo ayuda, movimiento.
¿Quién trabajó para que lo tengas?
¡Si alguien me echara la mano!
Enfocado en lo que no tiene o le falta.
Me esfuerzo pero no estoy en condiciones de ganar, siempre seré la cola, mentalidad de esclavos.
Lo que importa es llegar, permanecer, establecerse.
Nunca dejó de ir por su milagro, no claudicó, y Jesús lo sanó.
Tú ya estás sano.
Los opositores: No te es lícito cargarla, porque es sábado.
El guión de mi vida lo dicto yo y Cristo.
La esperanza se me estás acabando, desesperanzado, lo que te hace abandonar cuando ya estás a punto de pasar, de lograr.
¿Quiere abandonar? Calma.
3 cosas tenía:
1.- Salir adelante y no dejar que nadie te postre, circunstancias, problemas, etcétera.
Primeros tenga un encuentro con Cristo.
Hay quién no quiere cambiar, lo vende por 30 monedas.
Si tiene a Cristo, juega con ventaja, vive con ventaja, sobre el que no lo tiene.
Un sano control de sus emociones ante su situación, eso es un espíritu de conmiseración.
Sano control emocional, un sano control interior para que controle su exterior.
Sana tu alma para que nadie te dañe, tienes el control de tus sentimientos.
No le eches la culpa a nadie.
Blinda tu corazón, no te llegarán y terminarás la carrera.
El gozo del Señor es mi fuerza.
Mi paz os dejo, mi paz os doy.
La paz no es quietud, es que estés tranquilo en medio de la tormenta.
Dios tiene el control.
Que no ven que vengo aquí Yo (Jesús en la barca).
Control interno y externo, y puede estar en cualquier mar embravecido.
Si las cosas se ponen mal usted no se ponga mal.
Tiene control o explota, en los ojos se ve la tristeza y desesperación.
El control emocional sólo lo puedes lograr con Cristo en tu corazón.
2.- aprender a valorar el tiempo
Su presente, 24 horas, 86400 minutos diarios.
Gástelos bien. Todos tenemos el mismo tiempo.
Gaste su tiempo en cosas que valgan la pena.
Has tesoros en el cielo.
Lo único que vale la pena es lo que haces para Dios de ahí en fuera nada vale.
Lo usas o lo desperdicias, o se compone o se arregla. Depende de cómo lo usas o aprovechas.
En las fuerzas del Señor avanzó y conquistó.
3.- La otra manera es que tú marqués las prioridades.
Tu prioridad: acercarme al estanque, no se me pasó un día.
Gusta la gloria pero no conoce la historia para alcanzarlo y mantenerlo.
Prioridades invertidas, no te rinde, no fructifica.
Si es de Dios lo demás se va acomodando.
¿Trepaste por el lado equivocado? ¡y sólo!, nadie te siguió.
Usted es referencia para su familia.
Primero es agradar y honrar a Dios.
Todo lo que haga es para la gloria de Dios.
En la vida hay un triángulo de las necesidades básicas del ser humano.
1.- comer y dormir.
2.- tener riqueza, suplir tus necesidades.
3.- poder, y ser el número uno.
4.- no añade ni tristeza ni dolor (gozos de Dios).
5.- llenar tu espíritu (sin vacío).
Dios tiene su tiempo el desierto es la prueba.
Hasta que pase la prueba, ya estás preparado para cargar tu lecho.
La primera responsabilidad que tienes es lidiar contigo mismo, vivir en la carne o en el espíritu.
Primero condúzcase a sí mismo y después multitudes, ¡contrólate a ti mismo!.
Es mejor el que se “controla” así mismo, que el que conquista una ciudad.
Hay cosas por las que debemos trabajar y otras por las que debemos esperar.
¡Pero no esperes sin trabajar!
Hacer es difícil, pero no puede ser fácil si no lo trabajas.
Haga lo difícil para que sea fácil.
Por lo que harás por el reino de Dios.

No hay comentarios: