Prédica: Cuatro resurrecciones


Pastor Ismael Bencomo, domingo 31/Marzo/2013

Juan 10:20-32.
10:20 Muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿por qué le oís? 10:21 Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado. ¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos? 10:22 Celebrábase en Jerusalén la fiesta de la dedicación. Era invierno, 10:23 y Jesús andaba en el templo por el pórtico de Salomón. 10:24 Y le rodearon los judíos y le dijeron: ¿Hasta cuándo nos turbarás el alma? Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente. 10:25 Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí; 10:26 pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho. 10:27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 10:28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 10:29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 10:30 Yo y el Padre uno somos. 10:31 Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle. 10:32 Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis?

Resucita a Lázaro.
Es una bendición muy grande conocer a Cristo (de historia), pero es más grande en experiencia, de salvación, sanación, sintiendo su presencia, de un cambio total en su corazón (de primera mano).
Lo que estas sintiendo, experimentando.
La tragedia más grande del ser humano es morir sin esperanza, con temor, pavor, a la muerte, la gran mayoría no quiere no quiere morirse. Vive con miedo a la muerte.
La muerte es el enemigo más cruel, el golpe más duro para el orgullo de la gente celebramos la vida todos los días. Nos enamoramos de aquí y solo estamos de paso.
Hasta Cristo lloro ante la muerte humana de su amigo.
Por causa de todos los que aquí están sufriendo, vuélvelo a la vida, te pido.
El dolor más grande de un ser humano es perder a un ser querido.
La vida eterna comienza con la muerte.
Toda perdida ayuda a valorar lo que tenemos.
La vida se desgasta, se va, y es tan desperdiciada, vive como si fuera el último día de tu vida.
No la gastes en cosas que no te edifican. No desperdicies el día que dios te dio. No te desperdicies, aprende a darle a Dios lo mejor, testifica, sirve, vive sirviendo.
Sin conocimiento, sin sabiduría, ni esperanza.
Resucito a Lázaro y a...
1- Resucito a una niña. Marcos 5:39. Hija de Jairo.
Los enfermos por lo regular se enojan con los sanos.
La enfermedad es una llamada de alerta, su padre sabía cual era la solución. Cristo.
Muere la niña al detenerse con la mujer con flujo de sangre.
No respire. No hagas caso, tu hija duerme. Están confundidos, yo voy a despertarla. Para El la muerte es un sueño.
Tiene el poder de despertar a los dormidos y levantar a los muertos.
?que no hay esperanza? Hay esperanza, hay algo que hacer apenas empieza la vida.
2- Lucas 7:14-15. Joven muerto entregado a su madre.
Sordos ante la llamada de Cristo. Atiende ante el primer llamado.
De camino al cementerio.
3- Lázaro.
Martha: Se amarga, protesta, y le echa la culpa a Cristo.
Soy la resurrección y la vida.
porqué no estuviste?.
Él ya lo tiene predeterminado: pero Yo lo voy a resucitar.
Él caso es diferente, tiene 4 días de muerto. Si creyeres veras la gloria de Dios.
Sabes ... y aun así le temes a la muerte. Porque no es cuestión de saber sino de creer.
Sé que en el día postrero... el asunto es que hagas algo en el presente. Martha se desanimó sola.
Donde lo pusieron, quiten la piedra, pero ya hiede.
4- Él
Él ha muerto en una cruz. No puede hacer algo por Él.
La bendición de Dios es para todas las edades.
En la necesidad de todos Él llega. Llega a cualquier edad, en cualquier tiempo, y nos dádiva en abundancia.
Pudo evitar la tumba, la cruz. No creyeron que para Él lo haría.
Pero, encontraron el sepulcro vacío.
Porque buscáis entre los muertos al vivo?
Cristo es nuestro Dios vivo.
Díganles que ha resucitado.
Ven y aun así dudan. Creen en Cristo pero lo dudan en los hechos.
Comunique el evangelio. Compartirlo es creerlo.
Dejar a la gente en manos de quién? Es el temor más grande... los tendrá por siempre con ud. en el cielo.
Gánelos e instrúyalos aquí en la tierra, con Dios en su corazón.
Con Cristo por la verdad en sus vidas.
Isaías 26:19.
Job19:25.
Juan 3:36 O crees o no crees.
1 Corintios 15:1-18 Cristo resucito.
Vuestro trabajo en el Señor jamás será en vano.
Mateo 27:51.

No hay comentarios: