Prédica: ¿A quién oye?


Pastor Ismael Bencomo, domingo 21/Abril/2013

Josué 1:1-5
1:1 Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 1:2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. 1:3 Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. 1:4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. 1:5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

Busca lo mejor.
No puede disfrutar lo que tiene, no corresponde a su vida.
Si le quitas la esperanza en lo que tiene, lo matas. Si ti no puedo vivir.
La vida es un problema.
Es confrontar. Como lo confrontas?
Ya no tengo tiempo para lo que deje sin hacer.
Algunas las hice mal y otras ni las hice.
Nos ha traído una vida limitada.
Debes concentrarte en el hoy y en lo que tienes por delante.
Las cosas dependen de ti, no esta en las cosas o circunstancias, está en tu corazón.
No es preparar lo que hay a tu alrededor, hay que empezar por ti.
Cómprate zapatos para caminar por espinas.
El asunto no es lo que pasa, si no que vas a pasar por ahí.
Alguien nos detiene, no tienes fuerzas, o falta una meta y nos conformamos.
Si tu tienes en tu mente, corazón, vida; el anhelo de llegar... No es donde estas.
Si no tienes ese anhelo es lo difícil.
Un antes y un después en tu vida.
Como era tu vida antes?

Prédica: Con mentalidad de príncipe


Pastor Ismael Bencomo, domingo 14/Abril/2013

Números 13:27-33
13:27 Y les contaron, diciendo: Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ella.
13:28 Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac.
13:29 Amalec habita el Neguev, y el heteo, el jebuseo y el amorreo habitan en el monte, y el cananeo habita junto al mar, y a la ribera del Jordán.
13:30 Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos.
13:31 Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.
13:32 Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura.
13:33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.

La doctrina no es suficiente en tu cabeza. – Rick Warren.
Lo que es suficiente es saber que Dios está contigo.
El dolor más fuerte es la crítica.

Ante la pérdida se pasa por etapas:
1.- Duelo.
2.- Negación.
3.- Coraje. No es justo.
4.- Depresión. No querer hacer nada.
5.- Aceptación. No se puede hacer nada, adelante.
Somos personas frágiles. Debemos de entender que estamos constituidos de dos formas: una física y una no física (lo que hay dentro de ti) voluntad, alma, espíritu, somos afuera lo que somos adentro.
Somos frutos de un pensamiento, Dios te pensó y lo puso en tus padres. Eras necesario para algo y para alguien.
Lo que haría contigo y lo que haría para ti.
Lo que hagas o dejes de hacer es lo que crees. Y harás lo que crees que eres. Tú eres lo que piensas que eres. En ese mundo es donde se mueve Dios y la maldad, los espíritus. ¿Cuál es el pensamiento que prevalece en tu vida? Un pensamiento te puede elevar o hundir.
Ten la mente de Cristo. Piensa como Él.
Controla el mundo espiritual el de los pensamientos.
Lo que Dios piensa de ti es muy diferente a lo que tú piensas de ti.
Camina en los pensamientos de Dios y no te dejes llevar, no pienses en lo que los demás dicen, no te debe de afectar.
Perdidas: por ignorancia, por accidente; Dios lo determino así. Sobre algunas tenemos control sobre otras no.
Se seleccionaron 12 príncipes de las 12 tribus de Israel, para reconocer la tierra.
Al verla ven cosas buenas y malas, las posibilidades; darán un informe. Regresaron hablando mal porque pensaron mal.
Muy buena tierra pero no es para nosotros. No es tan fácil como nos han dicho.
Porque nos medimos con ellos y somos como saltamontes.
Un informe equivocado, a pesar de lo que habían visto hacer a Dios en el desierto.
No vale la pena tanta lucha.

TÚ PUEDES ENCONTRAR LO MEJOR DE DIOS (libro)




El sabio Salomón dijo hace mucho tiempo, “porque con ingenio harás la guerra, y en la multitud de consejeros esta la victoria” (Prov. 24:6). Hoy Salomón no se sentiría muy seguro con la multitud de consejeros cristianos que están disponibles.

He probado muchos de los libros sobre consejería y para ser justo debo decir que en casi todos he encontrado ayuda valiosa. La virtud de este libro es que es un paquete de gran cantidad de sabiduría práctica utilizando muy pocas palabras.

El testimonio de muchos libros de consejería es que en realidad los consejeros se han aislado trabajando en clínicas para aconsejar. La consecuencia es que la teoría esta bien pero la practica no. La fuerza de este libro esta en el autor. Eric Maddison, ha sido mucho tiempo parte de un equipo de líderes fuertes en una iglesia local con éxito de Nottingham.

Su fuerza viene también del hecho de que toda la enseñaza esta fundada en la iglesia local. Eric cree firmemente que la Biblia es la palabra inspirada del Dios vivo, y todo lo que él enseña es por lo tanto basado en la Biblia. Sobretodo, Eric es un devoto discípulo del Señor Jesucristo su vida y enseñanza son Cristo céntricas.
Collin Whittaker
Editor de la revista Redención.

Prédica: Mentalidad de príncipe no de esclavo


Pastor Ismael Bencomo, domingo 07/Abril/2013

Mentalidad de príncipe no de esclavo, La escuela del desierto (continuación).

Números 14:1-24
14:1 Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. 14:2 Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos! 14:3 ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? 14:4 Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto. 14:5 Entonces Moisés y Aarón se postraron sobre sus rostros delante de toda la multitud de la congregación de los hijos de Israel. 14:6 Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido la tierra, rompieron sus vestidos, 14:7 y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. 14:8 Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel. 14:9 Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis. 14:10 Entonces toda la multitud habló de apedrearlos. Pero la gloria de Jehová se mostró en el tabernáculo de reunión a todos los hijos de Israel, 14:11 y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo me ha de irritar este pueblo? ¿Hasta cuándo no me creerán, con todas las señales que he hecho en medio de ellos? 14:12 Yo los heriré de mortandad y los destruiré, y a ti te pondré sobre gente más grande y más fuerte que ellos. 14:13 Pero Moisés respondió a Jehová: Lo oirán luego los egipcios, porque de en medio de ellos sacaste a este pueblo con tu poder; 14:14 y lo dirán a los habitantes de esta tierra, los cuales han oído que tú, oh Jehová, estabas en medio de este pueblo, que cara a cara aparecías tú, oh Jehová, y que tu nube estaba sobre ellos, y que de día ibas delante de ellos en columna de nube, y de noche en columna de fuego; 14:15 y que has hecho morir a este pueblo como a un solo hombre; y las gentes que hubieren oído tu fama hablarán, diciendo: 14:16 Por cuanto no pudo Jehová meter este pueblo en la tierra de la cual les había jurado, los mató en el desierto. 14:17 Ahora, pues, yo te ruego que sea magnificado el poder del Señor, como lo hablaste, diciendo: 14:18 Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y hasta los cuartos. 14:19 Perdona ahora la iniquidad de este pueblo según la grandeza de tu misericordia, y como has perdonado a este pueblo desde Egipto hasta aquí. 14:20 Entonces Jehová dijo: Yo lo he perdonado conforme a tu dicho. 14:21 Mas tan ciertamente como vivo yo, y mi gloria llena toda la tierra, 14:22 todos los que vieron mi gloria y mis señales que he hecho en Egipto y en el desierto, y me han tentado ya diez veces, y no han oído mi voz, 14:23 no verán la tierra de la cual juré a sus padres; no, ninguno de los que me han irritado la verá. 14:24 Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu, y decidió ir en pos de mí, yo le meteré en la tierra donde entró, y su descendencia la tendrá en posesión.

Quítese la mentalidad de esclavo.
Los problemas son para ver... la fragilidad o fortaleza ante la vida,… capacidad …
Para ver el tamaño del Dios que tenemos. No nuestra capacidad.
Gritaron, lloraron, se quejaron, ojalá muriéramos.
Mejor regresarnos, pero que alguien nos lleve de regreso, un capitán.
Moisés y Aarón al suelo orando. Josué y Caleb rompieron sus vestidos,… ellos no tiene amparo y con nosotros esta Jehová.
Dios se enojó, no creen a pesar de todas las señales que les he dado.
Los mataré y pondré a Moisés sobre otros más grandes.
Moisés: Lo sabrán todos, No cumplirás tu promesa de meterlos en la tierra prometida.
Perdónalos, y conmovido Dios.
En Josué y Caleb hubo otro espíritu. Los meteré en la tierra prometida.
El desafío más grande es cambiar uno mismo. Pocos cambian ellos mismos.
Es fácil cambiar el entorno, etc… pero el problema hay que solucionarlo por dentro. Con mentalidad de príncipe, aún en el mismo entorno de esclavo de los demás.
No importa el tamaño, sino su corazón.
Moisés: No quiero gente más grande si no han cambiado.
De que te sirve tanta biblia si no has cambiado tu vida. En el desierto pero con Egipto en su mente.
La mentalidad es una postura interna.

Boletín Marzo 2013

Prédica: Cuatro resurrecciones


Pastor Ismael Bencomo, domingo 31/Marzo/2013

Juan 10:20-32.
10:20 Muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿por qué le oís? 10:21 Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado. ¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos? 10:22 Celebrábase en Jerusalén la fiesta de la dedicación. Era invierno, 10:23 y Jesús andaba en el templo por el pórtico de Salomón. 10:24 Y le rodearon los judíos y le dijeron: ¿Hasta cuándo nos turbarás el alma? Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente. 10:25 Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí; 10:26 pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho. 10:27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 10:28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 10:29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 10:30 Yo y el Padre uno somos. 10:31 Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle. 10:32 Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis?

Resucita a Lázaro.
Es una bendición muy grande conocer a Cristo (de historia), pero es más grande en experiencia, de salvación, sanación, sintiendo su presencia, de un cambio total en su corazón (de primera mano).
Lo que estas sintiendo, experimentando.
La tragedia más grande del ser humano es morir sin esperanza, con temor, pavor, a la muerte, la gran mayoría no quiere no quiere morirse. Vive con miedo a la muerte.
La muerte es el enemigo más cruel, el golpe más duro para el orgullo de la gente celebramos la vida todos los días. Nos enamoramos de aquí y solo estamos de paso.
Hasta Cristo lloro ante la muerte humana de su amigo.
Por causa de todos los que aquí están sufriendo, vuélvelo a la vida, te pido.
El dolor más grande de un ser humano es perder a un ser querido.
La vida eterna comienza con la muerte.
Toda perdida ayuda a valorar lo que tenemos.
La vida se desgasta, se va, y es tan desperdiciada, vive como si fuera el último día de tu vida.
No la gastes en cosas que no te edifican. No desperdicies el día que dios te dio. No te desperdicies, aprende a darle a Dios lo mejor, testifica, sirve, vive sirviendo.
Sin conocimiento, sin sabiduría, ni esperanza.
Resucito a Lázaro y a...

Prédica: Revelación


Pastor Ismael Bencomo, domingo 24/Marzo/2013

Lucas 19:28
19:28 Dicho esto, iba delante subiendo a Jerusalén. 19:29 Y aconteció que llegando cerca de Betfagé y de Betania, al monte que se llama de los Olivos, envió dos de sus discípulos, 19:30 diciendo: Id a la aldea de enfrente, y al entrar en ella hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado jamás; desatadlo, y traedlo. 19:31 Y si alguien os preguntare: ¿Por qué lo desatáis? le responderéis así: Porque el Señor lo necesita. 19:32 Fueron los que habían sido enviados, y hallaron como les dijo. 19:33 Y cuando desataban el pollino, sus dueños les dijeron: ¿Por qué desatáis el pollino? 19:34 Ellos dijeron: Porque el Señor lo necesita. 19:35 Y lo trajeron a Jesús; y habiendo echado sus mantos sobre el pollino, subieron a Jesús encima. 19:36 Y a su paso tendían sus mantos por el camino. 19:37 Cuando llegaban ya cerca de la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, gozándose, comenzó a alabar a Dios a grandes voces por todas las maravillas que habían visto, 19:38 diciendo: ¡Bendito el rey que viene en el nombre del Señor; paz en el cielo, y gloria en las alturas! 19:39 Entonces algunos de los fariseos de entre la multitud le dijeron: Maestro, reprende a tus discípulos. 19:40 El, respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían. 19:41 Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella, 19:42 diciendo: ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto de tus ojos. 19:43 Porque vendrán días sobre ti, cuando tus enemigos te rodearán con vallado, y te sitiarán, y por todas partes te estrecharán, 19:44 y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.

Domingo de ramos, Por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.
Cristo dividió la historia.
Entrada triunfal de Cristo a Jerusalén.
Todo lo que hacía era una enseñanza.
Transformar. Formar. Actos proféticos.
Enseñanza y verdad profética.
Zacarías profetizo su entrada en un pollino.
Cumpliendo una profecía y ensenando lo que hacía.
Venía con una misión. Redentor. Apertura del cielo, poniendo su vida para ganarlo.
Cristo nos habla de lo que significa el verdadero servicio. Servir y dar su vida.
Como se debía hacer el servicio como Él lo pide no como lo imaginamos.
No solo tener información de lo que Cristo es, sino revelación de lo que Cristo está haciendo entre nosotros.
El lloro al ver la ciudad... Los cambios del hombre, la historia, su mañana.
Un plan estructurado para cada uno de nosotros.
Lo que es tu vida, predestinación.
Lo que Dios quiere para tu vida. No logras entender lo que quiere hacer con tu vida. Te falta revelación, solo tienes información.
Su entorno, los grupos que lo rodeaban.
Los Zelotes: movimiento político-nacionalista en el Israel del siglo I fundado por Judas el Galileo poco después de nacer Jesús.
Jesús fue un revolucionario.
Cambios no revueltas... Tomar las armas, queriendo ver el cambio... Visión para sacar a los Romanos (Zelotes).
Una ciudad hostil, bélica, complicada.
Los políticos: El Senedrín, asamblea o consejo de sabios estructurado en 23 jueces en cada ciudad judía. Dictaban lo que se hacía o no.
Jesús no se alineo. Estaba fuera del orden establecido.
Los Religiosos: los Fariseos. Regulaban el sistema religioso. Que se permite y que no.
Pueblo común. Van por un beneficio. Sólo querían su milagro.
No puedes entender pero puedes tener tu milagro, si por Dios; Dios te dará, no saldrás desilusionado.
Los discípulos: su grupo. Les faltaba entendimiento total. Tenían información, habían visto.
Jesús lloraba en su entrada. Veía el futuro.
Sea político, religioso, ... Pueblo.
Todos venimos con una misión especial, somos servidores.