Prédica: La escuela del desierto (continua)


Pastor Ismael Bencomo, domingo 17/Marzo/2013

 1 Corintios 10:1-13
10:1 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; 10:2 y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, 10:3 y todos comieron el mismo alimento espiritual, 10:4 y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. 10:5 Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. 10:6 Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. 10:7 Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. 10:8 Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. 10:9 Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. 10:10 Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. 10:11 Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. 10:13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.

La roca espiritual es cristo
Aconteció como ejemplo. Para amonestar. Mantenerse firme. No caer
Con la tentación la salida
No estamos donde queremos estar
Las cosas no se acomodan. Muchos obstáculos.
Se frustran. Se enojan. Ya no persisten. Y quedan a medio camino
Algunos no aprendieron la lección
Nos cuesta pero seguimos con la palabra q nos dieron
Viendo lo que Dios ha hecho con nosotros y por nosotros
Tenemos que luchar para aprender esto
Tres cosas básicas por aprender en el desierto:

Prédica: Tengo que estar preparado


Pastor Ismael Bencomo, domingo 10/Marzo/2013

 Juan 13:1-11
13:1 Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. 13:2 Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase, 13:3 sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, 13:4 se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. 13:5 Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido. 13:6 Entonces vino a Simón Pedro; y Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies? 13:7 Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después.13:8 Pedro le dijo: No me lavarás los pies jamás. Jesús le respondió: Si no te lavare, no tendrás parte conmigo. 13:9 Le dijo Simón Pedro: Señor, no sólo mis pies, sino también las manos y la cabeza. 13:10 Jesús le dijo: El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos. 13:11 Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No estáis limpios todos.


-El enemigo ataca todo sentido de realización.
-Para recibir lo que Dios tiene para mí… tengo que estar preparado.
-En el desierto la mayoría “tentó” a Dios.
-Jesús fue tentado en el desierto… por satanás.
Algunas cosas de las que no escapamos:
*La Enfermedad,
*La vejez y
*La muerte.
La escuela del Desierto, nos ayuda a aprender…
Quienes somos,
A donde vamos,
Que tenemos y
Con que contamos.
Cristo tenía conocimiento: Juan 13:3.
Cristo es un Dios funcional… práctico.
Él quiere entrar a nuestro corazón, a nuestra familia y a nuestro hogar.
Si ya encontré a Dios, Él me va a promover… me va a levantar.
Él sabe a qué me ha traído aquí…. Y sabe a dónde me llevará. Y con qué fin me llevará.
Señor no me dejes… quiero serte fiel.

Prédica: La escuela del desierto


Pastor Ismael Bencomo, domingo 03/Marzo/2013

Deuteronomio 8:1-20
8:1 Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres. 8:2 Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos. 8:3 Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre. 8:4 Tu vestido nunca se envejeció sobre ti, ni el pie se te ha hinchado en estos cuarenta años. 8:5 Reconoce asimismo en tu corazón, que como castiga el hombre a su hijo, así Jehová tu Dios te castiga. 8:6 Guardarás, pues, los mandamientos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y temiéndole. 8:7 Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; 8:8 tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; 8:9 tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre. 8:10 Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado. 8:11 Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy; 8:12 no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, 8:13 y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; 8:14 y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; 8:15 que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal; 8:16 que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien; 8:17 y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. 8:18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día. 8:19 Mas si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis. 8:20 Como las naciones que Jehová destruirá delante de vosotros, así pereceréis, por cuanto no habréis atendido a la voz de Jehová vuestro Dios.

Un recuento del Éxodo.
Poner en obra los mandamientos para que vivas y te multipliques.
Poseas la tierra.
Recordarás el camino, el desierto, la prueba.
Guardarás sus mandamientos.
No sólo de pan vivirá el hombre, más de todo lo que sale de la boca de Jehová…
Como padre castiga a sus hijos. Témele…
Te introduce en la buena tierra. Tierra de abundancia.
Te saciarás y bendecirás a Jehová tu Dios.
Aumentes, prosperes y se enorgullezca tu corazón. Lo he logrado, soy suficiente, yo puedo.
Y te entregues a dioses ajenos… morirás.
Adorando las dádivas y no al dador. Por no atender la voz del Señor.

3 – La escuela del desierto, 40 años:
… y no morir en el desierto.
Prueba, escases, peregrinación, pérdida, abandono, …
Lo permite Dios, atravesarlo para ser probados, educados, formados…
40 años que pudieron ser 1 semana, tomando atajos.
Pero fueron 40 de prueba, pero con un propósito.
No nos gustan las pruebas.
Queremos que todo marche bien.
La realidad de la vida es que aprendas a vivir y sobrevivir y reconozca que Dios estuvo contigo.
No les basto 40 años para disciplinarse.
No olvides porque Dios te trajo en el desierto, lo que pasaste; que ahora te vaya bien y lo olvides.
Que Dios sólo este para emergencias, que ya no quepa en tu vida.
Él es el que te da poder, fuerza, inteligencia, habilidades, … para hacer dinero.
Por medio de ideas, sueños, gracia, …
Destruyo a otras naciones para que tu entraras, no fue tu fuerza.
Cuesta alcanzar la bendición de Dios, pero mantenerla cuesta el doble.
El asunto es que mantengas la conquista. Llegar a la cúspide y mantenerse es el triple.
Tener en cuenta lo que Dios ha hecho.

Prédica: Salida o regreso de un pueblo o generación


Pastor Ismael Bencomo, domingo 24/Febrero/2013

Éxodo 2:11
2:11 En aquellos días sucedió que crecido ya Moisés, salió a sus hermanos, y los vio en sus duras tareas, y observó a un egipcio que golpeaba a uno de los hebreos, sus hermanos. 2:12 Entonces miró a todas partes, y viendo que no parecía nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena. 2:13 Al día siguiente salió y vio a dos hebreos que reñían; entonces dijo al que maltrataba al otro: ¿Por qué golpeas a tu prójimo? 2:14 Y él respondió: ¿Quién te ha puesto a ti por príncipe y juez sobre nosotros? ¿Piensas matarme como mataste al egipcio? Entonces Moisés tuvo miedo, y dijo: Ciertamente esto ha sido descubierto. 2:15 Oyendo Faraón acerca de este hecho, procuró matar a Moisés; pero Moisés huyó de delante de Faraón, y habitó en la tierra de Madián. 2:16 Y estando sentado junto al pozo, siete hijas que tenía el sacerdote de Madián vinieron a sacar agua para llenar las pilas y dar de beber a las ovejas de su padre. 2:17 Mas los pastores vinieron y las echaron de allí; entonces Moisés se levantó y las defendió, y dio de beber a sus ovejas.
2:18 Y volviendo ellas a Reuel su padre, él les dijo: ¿Por qué habéis venido hoy tan pronto? 2:19 Ellas respondieron: Un varón egipcio nos defendió de mano de los pastores, y también nos sacó el agua, y dio de beber a las ovejas. 2:20 Y dijo a sus hijas: ¿Dónde está? ¿Por qué habéis dejado a ese hombre? Llamadle para que coma. 2:21 Y Moisés convino en morar con aquel varón; y él dio su hija Séfora por mujer a Moisés.
2:22 Y ella le dio a luz un hijo; y él le puso por nombre Gersón, porque dijo: Forastero soy en tierra ajena. 2:23 Aconteció que después de muchos días murió el rey de Egipto, y los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron; y subió a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre. 2:24 Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob. 2:25 Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios.

Progreso o retroceso.
Prosperidad es que disfrutes lo que tienes, paz.
Si añade dolor y tristeza, no es una bendición, es una carga.
Éxodo de una situación mala o complicada. Salida… a una mejor.
Y nos queremos regresar o salir.
Busque una salida, voy a salir porque Dios está conmigo.
Si ya has salido manténgase en el camino, si no, puede regresar.
Esta es la peor generación, necesitamos un sabio consejo. Existe un gran materialismo, competencia, envidia, egocentrismo,…
En 1950 el mayor problema en las escuelas era que masticaban chicle.
Hoy quieren armar a los maestros, pistolas de defensa.
La cuestión no son más leyes, es el corazón del pueblo. Se cambiará la generación con leyes, el problema está en el ejercicio de la ley, en obedecer la ley.
Que tu conciencia te dicte, tu corazón te mueva a hacer el bien.
Las familias asistían a la iglesia, reconocían lo bueno de lo malo, no divorcios, se casaban, más aún ante un embarazo.
El más grande objetivo de una madre era su casa.
Entienda que Dios está por encima de todo esto.
Nos estamos metiendo, regresando, en donde no debemos.
Moisés y Josué ayudan a su generación a salir.

Las tres etapas de Moisés, las tres escuelas de 40 años.-
1 - La escuela de Egipto:
Ciencias, artes, cultura, preparación.
Aprenda, es bueno. Pero todos los que creen que lo saben todo, están equipados para un mundo que ya no existe. Todo cambia, necesita actualizarse.
Los fracasados no tienen espacio en Egipto.
Cuando quiso ponerse al frente de una causa, poner orden. Pensó, lo mato y lo entierro en la arena. Tapando tus problemas con arena.
Culpabilidad… cubiertos ante los demás, pero visible ante Dios.
Problemas con egipcios, pero ¿entre hermanos?, aun así no lo aceptan y le refieren su proceder. No hay comprensión ni compañerismo. No eres nuestro rey, o nos matarás…
Por una incomodidad en el mundo viniste a Dios.