Prédica: Dando el extra


Pastor Ismael Bencomo, domingo 30/Enero/2013

Marcos 2:1-12
2:1 Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa. 2:2 E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra. 2:3 Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro. 2:4 Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico. 2:5 Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. 2:6 Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: 2:7 ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? 2:8 Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? 2:9 ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? 2:10 Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): 2:11 A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. 2:12 Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.

EL paralítico bajado por el techo
Lo acostumbrado, la ley, era ojo por ojo, Mateo 5:38-42, 5:38 Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. 5:39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; 5:40 y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; 5:41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. 5:42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.

Lo normal, pero era la ley. Eran legalistas, cumplían la ley.
Pero el Señor dijo, la otra mejilla, que el que se desquite sea el otro, más aun la túnica.
Cargarlos por una milla, aún más una extra. Más que lo ordinario, extraordinario. Dando el extra.
“La locura es: seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes”. Albert Einstein.
Extra: calidad, lo mejor.
La pregunta es: ¿en dónde hay que dar lo extra?
Haciendo camino por donde no han pasado. A los primeros siempre se les recordará.
No uses la biblia para evadir.
1.- Da un extra en tu esfuerzo, Dios premia el esfuerzo.
Haz más de lo que estás haciendo. Disposición para salir, para dar más.
Génesis 24:14 … la doncella a quien yo dijere: Baja tu cántaro, te ruego, para que yo beba, y ella respondiere: Bebe, y también daré de beber a tus camellos; que sea ésta la que tú has destinado …
La del esfuerzo extra.
Dios ve tu corazón, tu disposición de movernos a otro nivel, pero Dios no te lo confiará si no haces un esfuerzo especial.
Levántate y haz lo que tienes que hacer.
Haz un esfuerzo extra y Dios hará. Pero después el fruto será más grande.
No sólo ellos fueron a ver al Señor, llevaron a uno, dieron el extra.
Todos estamos cansados, pero da el extra.
Añade un poco más, tiempo extra, no te rindas, la mayoría se rinden poco antes de llegar.
La vida Cristiana no es una carrera de 100 metros, de velocidad, es de obstáculos. Aguanta un poco más.
Todo mundo hace lo común, pero sólo unos cargan hasta una cama y quitan techos.
Juan 5:1-8, El Paralítico en el Estanque de Betesda.
Se hizo experto en milagros, sólo veía y a él no.
Lo hará contigo si agregamos un tiempo extra.
No tenía amigos que lo metieran al estanque.
He aprendido a no desesperarme. Porque Dios es el que hace la obra.
El problema lo llevas en el corazón, eres tú el problema.
2.- Da un tiempo extra.
Hecha raíces y camina el extra.
3.- Busca ayuda extra.
Enseñanza, Dinero, fuerza, asesoría, etc.
Hasta aquí, no has llegado solo. Alguien te ha ayudado.
Lo que somos se lo debemos a otros.
Necesitas a alguien en tu vida, Dios te enviará a alguien.
Y, no te olvides de quien te ayudo a llegar a donde estas.
Al levantarte te llevas tu lecho.
Si un paralítico se asocia con un ciego, los dos pueden ver por donde caminan.
Cuando uno crece, logra, avanza… los socios también.
Todos pueden enseñarte, darte, hacerte, impactar…
4.- Cambio extra.
Cambia mas, para ser mas.
No cambie sólamente para alejarse del problema, sino para resolverlos.
Recuerda, serás recordado por los problemas que creaste y los que resolviste.
No cambien tus circunstancias para cambiar tu vida, cambia tu vida para cambiar tus circunstancias.
El cambio es algo útil, no evites pagar el precio inmediato, para cambiar. De lo contrario pagarás siempre el precio por no cambiar.
Da, da… que tu vida sea marcada por dar… da hasta dinero… trabajo, motivación, inspiración, ejemplo, … alcanza a alguien.
Ya diezmas, da primicias,… ofranda, … trabajo físico, participa, involúcrate, … evangeliza…
Te desafío.
Dios te va a levantar, a un nivel que no haz imaginado, haga a pesar de… lo que sea.
Te dará, te restablecerá, te restituirá….

No hay comentarios: