Prédica: Dios Sostiene tu vida

Pastor Ismael Bencomo, domingo 28/oct/2012

El pastor tiene la responsabilidad personal, familiar y congregacional, Dios nos ayude a mantenernos fieles y firmes por siempre.

Éxodo, 17:8 Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim. 17:9 Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec; mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano. 17:10 E hizo Josué como le dijo Moisés, peleando contra Amalec; y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado. 17:11 Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec. 17:12 Y las manos de Moisés se cansaban; por lo que tomaron una piedra, y la pusieron debajo de él, y se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostenían sus manos, el uno de un lado y el otro de otro; así hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol. 17:13 Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada. 17:14 Y Jehová dijo a Moisés: Escribe esto para memoria en un libro, y di a Josué que raeré del todo la memoria de Amalec de debajo del cielo. 17:15 Y Moisés edificó un altar, y llamó su nombre Jehová- nisi; 17:16 y dijo: Por cuanto la mano de Amalec se levantó contra el trono de Jehová, Jehová tendrá guerra con Amalec de generación en generación. (Éxodo 17:8-16).

Los Amalec en nuestra vida de generación en generación son los que se oponen a la obra de Dios a su avance, su progreso, son los descendientes de Amalec, pero Jehová es mi estandarte, mi bandera en medio de la batalla, su pueblo, indica que somos su pueblo, que estamos de su lado, protegidos a donde vamos, Indicando el lugar donde esta Dios.

Amalec es el orgullo, la ostentación, las obras de la carne, el atropellar y hacer a un lado a Dios, caminar en territorios de Dios sin su permiso. Es mejor ser amigo de Dios, de lo contrario eres Amalec.
Y si esta Dios esta su respaldo, tras su bandera nadie te tocará, bendecido, tu batalla será su guerra, la promesa para los que nos refugiamos y vivimos bajo su estandarte
Ten amistad con Dios y por ello te vendrá paz, si eres su aliado el peleara por contigo, por ti, por que eres su pueblo, bajo su bandera (Jehová- nisi) protegido, El Dios celoso de su pueblo, si lo tocas estas contra Él. Cubriendo tu vida.
Quien se alía (hace alianza) con Dios obtiene protección, dirección, sustento… aquí en su casa esta protegido, no muchos lo podrán tocar, derrocar, ponerlo en el piso…
Pero el orgullo, la soberbia, la necedad los hace actuar de otra manera, los aparta, te sales de la relación con Dios, “quiero hacer mi vida, como yo quiero”, “Dios me estorba”.
¿Cómo se pierde la dirección de Jehová- nisi? Lo primero que te enseña es que hay duplicidad de cosas. Hay un reino visible y otro invisible.
Estrategia: viene Amalec y los ataca, en contra de ellos en el desierto, cuando habían caminado ya mucho y ya no tenían agua (venían de Egipto acostumbrados al río Nilo, proveedor de fertilidad, comida, al orar y pedir “el pan nuestro dánoslo hoy”, hablaban de cosechar, fuerza y habilidad para traer el pan a su mesa, aunque esclavos pero con el pan seguro), ya que en el desierto sólo con lluvia se podía obtener, Dependiendo de la gracia de Dios, que en su tiempo les dría agua. 1.5 millones Moisés dirigía por el desierto, avanzando, sostenido como viendo al invisible (en el reino de lo invisible).
El pueblo no veía agua, estaban en el reino de lo visible, lo que se ve y se palpa, Moisés veía lo que no se ve como si se viera, “no estaba pero ahí lo veía”.
El pueblo y Moisés, dos reinos que caminaban juntos.
Ante el hecho de no estar, yo voy a ACTUAR como si estuviera, eso es caminar por fe, en dependencia total de Dios, eso es tener la bandera izada, que aunque no lo vez sabemos que Dios esta con nosotros, proveyendo, defendiendo, cuidando a su pueblo fiel.
Cuando levantas las manos al cielo, te conectas, mueves lo invisible. Como un niño que a pesar de no verlo, sabe que tras las nubes  sigue aún sujeto su papalote.  De lo invisible lo traes al reino visible. Lo que se ve esta unido con lo que no se ve.
… Estaban muy desesperados por agua, el agua brota al golpear la roca, y los de Amalec querían el agua; la estrategia fue defenderlo desde dos frentes, en el valle con Josué peleando y en el collado Moisés levantando la vara de Dios …
El que tenía la autoridad en el reino espiritual era Moisés, la vara en su mano, en lo alto.
Todos en la batalla son necesarios, unos en lo palpable y otros con autoridad, en el reino espiritual.
Moisés caminó sostenido, vigilando, dirigió a su pueblo conectado a lo invisible.
Aunque no lo vea claro, yo vengo a la iglesia por una palabra que se nos revele.
Esperamos ver mucho, por que andamos en el mundo visible, pero no vemos al que esta atrás, el que sostiene, Dios; y no se moverá hasta que alguien con autoridad levante la mano.
Hechos 19:15 …A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois?

Si usted va de fracaso en fracaso, lo mas probable es que este haciendo las cosas que no le corresponden, debe estar en combinación; donde cada quien hace lo que le corresponde. Entra en el orden de Dios.
Como pastor, estoy aquí por un llamado a predicar. He visto a ministros apartarse, y que al querer volver ya no son respaldados por Dios. Samuel (a través de una adivina) reafirma a Saúl que su reino, Dios se lo ha dado a David (28:7-19). Dios lo puso, todo tiene un lugar y un tiempo en Dios.
Debemos hacer las cosas que Dios nos ha mandado a hacer. Mira, es mejor que hagas las cosas bendecidos por quien Él ha mandado (ungido), a que las hagas por ti mismo... No vas a dejar que la gracia fluya, ni vas a dejar que las cosas que haces prosperen.
Todos tenemos que hacer algo. Tranquilo, no vas a perder a pesar de lo que batalles, no saldrás herido, vas a ser un victorioso, tras de ti hay respaldo, un mentor, que vela por ti y te ayuda con tus cargas, para que las cargas no dañen, sino para que te ayuden.

… yo quiero que me bendiga Dios, y ¿Qué estas haciendo? Nada!, pero quiero que me bendiga, así no manda bendición, Dios manda bendición cuando estas actuando en alguna cosa…
Sólo si actúas, si te pones en acción, Dios te puede bendecir; es estar haciendo en el lugar que Dios quiere que estés, te va a prosperar. Mientras yo como pastor estoy orando por ti, por tu bienestar, por dirección, por gracia…

Ten cuidado de hacer las cosas por ti mismo, como te parezca, mantente cubierto por tu pastor, unidos en la pelea, levantando la bandera de Dios.
…se movió en el tiempo equivocado, a hacer lo que no le correspondía… y te vez envuelto en problemas… económicos, enfermedad… uno quiere, puede parecerle correcto,… pero vale mas que sea bendecido por su pastor, …en el tiempo correcto… el tiempo en que Dios levanta. … puede ser que veas que un día es mucho y otro nada, pero ten la certeza que el que se mete contigo se mete con Dios, estas cubierto, tranquilo. Deja de pelear por ti mismo y déjale tu pelea, Dios puede pelear por ti.
Si existen dos reinos, deben haber dos estrategias, para hacer en lo visible y en lo invisible. La oración mueve los ángeles en el cielo, si Dios se empieza a mover ya dio resultados … tu deja de orar, de leer la biblia, de honrar a Dios, y aún lo que tenemos se reducirá a nada, ni lo vamos a disfrutar, sin paz, ni gozo, de que sirve que tengas … la bendición de Jehová es la que enriquece y no añade ni tristeza ni dolor, si hay dolor y tristeza no es de Dios. …Carro, negocio, que no te deja dormir, te aplasta, te quita la paz. Lo que hagas debe tener paz… es de Dios.
Si es de Dios hay paz hasta cuando digo las cosas mas duras, no son mías.

¿Qué resultados esperas?
Todo lo que se te oponga para servir a Dios, avanzar, crecer, desarrollar, es tu ENEMIGO, hasta lo más amado, familia, casa, o fuera de tu casa, lo que te rodea.
Levántese en guerra contra Amalec (rodeándote, acechándote), por que te quiere robar lo que Dios te ha dado, mover de donde estas, si es de Dios no te lo quitará, ni tú te vas  a perder, …nos tiene esculpidos en sus manos y nos cuida como la niña de sus ojos. Aún se levante de generación en generación y que venga en contra para destruir… levantarás la bandera de Jehová- nisi y estarás protegido y nadie me podrá hacerme frente, como estuvo con Josué y Moisés así estaré contigo hasta el fin del mundo, no hay enemigo que no podamos vencer con ayuda de Dios.
No sólo Moisés de cansó, hay mucho cansancio y los tienen que sentar en una piedra, luchar cansa mucho.

Uno tiene que proteger su territorio, luchas diarias en tu familia, en lo que haces.
El cansancio no es cansancio físico sino espiritual; un ataque, del enemigo, interno a tú vida, que te agota, te merma la energía. Por ello tenemos que venir a la fuente.
Por ello el enemigo sabe que si la fuente la dejaran abierta, la travesía por el desierto la tomaran como un paseo, pero si se cierra se mueren… en busca del agua algunos encuentran petróleo, una bendición tan grande, aunque después mueren de sed, se olvidan de Dios, están tan secos por dentro, sin paz, alegría, sin nada, es mejor tener a Dios, la fuente. Si hoy no tienes mañana voy a tener.

Señor quiero seguir peleando, levantamos esta bandera, este estandarte.
Me levanto a orar, por mi familia, negocio… luchando contra el enemigo.
Vengo por mi milagro, los golpeados levantan tu bandera, por sus vidas, salud, armonía, fuerzas… Dios con nosotros… seguimos avanzando vas delante nuestro.

No temeremos al futuro, a la oposición que tendremos, entre más grande el pleito, mas preocupado está el enemigo, mas bendición quiere robarnos.
Levanta tus manos, yo puedo levantar mis manos por mi casa, por mi matrimonio, por mi congregación por mi familia, Señor mira mi oración.

Mientras batallas en la vida diaria oremos por fortaleza, por alegría… levanta su bandera.

No hay comentarios: