Prédica: Aprender a vivir (Fil 4:11-13)


Pastor Ismael Bencomo, 30/Sep/2012
¿Para que vivimos o estamos viviendo? (Fil 4:11-13)
Pablo dijo (Fil 4:11), No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. (Fil 4:12), Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.
Estamos viviendo en el tiempo en que mas conocimiento se tiene, el problema es ¿qué conocimiento es el que se debe de poseer?
A pesar del gran conocimiento que se tiene, no hemos aprendido como se debe de vivir.
Sólo se vive una sola vez, no hay ensayo. Hay que vivir de tal manera que la disfrutemos.
En los últimos 5 años se ha duplicado el conocimiento. Pero aún se sufre de frustración, falta de paz, problemas de relaciones sociales, depresión, divorcio, problemas con los hijos, alcoholismo, drogadicción, etc.
Tenemos mucho conocimiento en la vida pero no de como vivirla, ¿cómo disfrutar el "HOY"?
Que podemos aprender de Pablo, el tenia:
- Sabiduría del tiempo.
- Sabiduría de las circunstancias.
- Sabiduría sobre uno mismo.
"Como reaccionamos ante las circunstancias en el tiempo". El contentamiento es una decisión que no depende de lo que tengas o suceda en determinado momento.
Si yo estoy bien las cosas se alinean a mí. Yo soy el que decido que hacer con las cosas y/o circunstancias. La vida trae cambios, ya sea que estés arriba o abajo, si tú estas bien, todo esta bien.
1.- El tiempo.
El tiempo no se detiene. Todos tenemos pasado, presente y futuro, pero el pasado es una tumba y el presente es un vientre, aun se esta gestando se esta formando. Hoy (que era tu futuro) eres lo que decidiste ayer (que era tu hoy).
Lo único que tienes es el presente (un regalo de 24 horas) , de lo que hagas hoy depende tu mañana, siembra y cosecharás, debemos hacer lo bueno hoy para ser bendecido mañana.
2.- ¿Cómo vivir el presente.
Manejar las circunstancias de tal manera que estoy contento. El éxito es amar lo que tienes, lo que en el pasado buscabas, mantenerlo, supervisarlo y sobre todo disfrutarlo.
Las circunstancias cambiarán, pero a través de ellas debes convertirte en lo que quieres ser, no en lo que las circunstancias te pueden convertir, si no tomas el control de tus sentimientos ante las circunstancias. No debes ser determinado por lo que viviste o vives, no importa lo que te suceda sino como lo tomas.
Cuando no tiene se queja de todo y cuando lo tiene todo atropella a todos.
Tenemos un Dios sobre todas las cosas (circunstancias). Debes convertirte en lo que quieres ser, tú eres el único que puede ceder o dejar que las circunstancias te formen o deformen.
Dios ha venido a poner vida (gozo) a tu vida, te la regaló y nadie te la puede quitar, sólo pueden si tú lo permites.
3.- ¿Cómo aprendió a vivir Pablo?
Se aprende por sabiduría (por  la experiencia de otros) o por experiencia (propia, aciertos y errores cometidos), el problema con la experiencia propia es que hay que vivirla en el tiempo, experimentando y obteniendo las consecuencias tanto buenas como malas.
De la sabiduría de Pablo podemos aprender :
Actitud ante las cosas. Lo que importa es vivir, no lo que tengo o no tengo.
Actitud:  sentimiento que se refleja en tu comportamiento.
Ya sea que te sientas victorioso o derrotado así te comportaras. Actitud correcta ante las cosas o circunstancias, la victoria o el fracaso esta dentro de ti, no fuera; así lo sientes. Tú actitud es el profeta de tu futuro. La libertad esta en el interior.
Tú das el paso en las circunstancias y ellas se harán a un lado.
La vida es una oportunidad, es bella, debemos verla con expectativa, saborearla, es un sueño hay que realizarla, es un compromiso, debemos cuidarla, es un misterio, hay que develarlo, es un himno, hay que cantarlo, es preciosa no la destruyas. Es única y debemos de vivirla.
De victoria en victoria, de triunfo en triunfo. De esta voy a salir, soy vencedor. (Filipenses 4:13) Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

No hay comentarios: